Blogia
LASSONRISAS

ESTATUA DE UN TORO EN LA CALLE SANTANDER EN BURGOS.

 

La escultura de un toro culmina las

obras de la calle Santander

 

La figura, de bronce, pesa 900 kilos y es un homenaje al antiguo coso de Los Vadillos


Las obras de peatonalización de la prolongación de la calle Santander, en su conexión con la avenida del Cid, y de la calle Concordia se dieron ayer por finiquitadas con una expectación fuera de lo común. La escultura de un toro de bronce patinado de 900 ’kilos’ sobre una fuente ubicada junto al edificio de Instalaciones Deportivas acaparó las miradas de cuantos burgaleses y turistas paseaban por la zona. Una figura que pretende rendir tributo al mundo taurino burgalés y, más en concreto, al antiguo coso de Los Vadillos que permaneció junto a ese lugar durante 105 años, entre 1862 y 1967.
Apenas pasaban unos minutos de las doce del mediodía cuando los operarios de la contrata (Construcciones Ortega) retiraban las vallas y ’sacaban de los corrales’ al morlaco. Los curiosos, aun cuando todavía no se había retirado todo el material de obra, no dudaron ni un instante en sacar sus cámaras fotográficas y sus teléfonos móviles para inmortalizar la figura.
Los representantes del mundo taurino de la ciudad no perdían detalle del animal y el presidente de la Peña Taurina, Miguel Ángel Salinas, ponía un sobresaliente a la escultura, de escala real, fabricada en Eibar por la empresa Alfa Arte.
Como si el animal acabara de salir al ruedo, Salinas hacia un rápido análisis de las hechuras del toro bravo de bronce. «Me gusta, es muy bonito y tiene mucho trapío, como nos gusta decir a nosotros. La cara es un poco Santa Coloma (de la ganadería) y quizás hubiera sido más bonito que fuera más estilizada, más Juan Pedro Domecq».
En cualquier caso, y a pesar de ese ’pero’ que sólo buscaba la perfección y no destacar ningún defecto, el presidente de la Peña Taurina continuaba con la descripción del animal y destacaba «el rizo del pelo y la configuración perfecta de los cuernos astifinos». Es un toro chato, acochinado de cara y con la badana (piel que cuelga del pecho) muy conseguida. Y no vamos hablar de sus partes que son magnificas también», resaltó provocando las risas de los presentes.
Por otro lado, la razón por la que se ha colocado el toro sobre una fuente no es otra que la de tratar de dificultar que alguna persona, lo más probable que una copa de más, pueda tener la tentación de subirse a lomos del fornido animal.
En cuanto a las características técnicas de la fuente, se ha diseñado con dos tipos de chorros de agua que cambian cada diez minutos y con seis colores distintos (turquesa, amarilla, blanca...) que también se alternan de noche.
Otra de las peculiaridades se encuentra en que el toro está apoyado sobre una ’alfombra’ de granito negro que provoca un efecto de espejo en el que aparece reflejada la sombra del animal. El resto de la fuente, para que no desentone con el nuevo espacio urbanizado, se ha realizado con un revestimiento de caliza igual que el del resto del pavimento del entorno.
Las obras de semipeatonalización de la calle Santander, de las dos aceras del inicio de la avenida del Cid, de la plaza Alonso Martínez y de la calle Concordia se han enmarcado dentro del II Plan de peatonalización del Ayuntamiento de Burgos y han supuesto un desembolso que ha rondado los 3,7 millones de euros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

mkhouse -

http://www.panoramio.com/photo/103445005
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres