Blogia
LASSONRISAS
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ISMAEL SERRANO EN BURGOS.

Amores imposibles y sueños posibles

El cantautor madrileño Ismael Serrano se mete en el bolsillo al público del Teatro Principal en la primera noche de su nueva gira


Vuelvo al lugar en el que el reo echa las horas, mientras sueña y su coartada se desmonta, al hogar vacío, a su boceto roto e inconcluso, allí vuelvo... Suena este Vuelvo para abrir una noche que se presume larga, de amores imposibles que no existen y que escriben en canciones el trazo de una estrella, de sueños dispuestos a sorprender a quien los busca a la vuelta de la esquina, de otros mundos que son posibles, de mujeres rebeldes convencidas de que la única lucha que se pierde es la que se abandona, de vecinos egipcios que últimamente enlazan una juerga con otra, de poesía y música... Suena este Vuelvo después de los aplausos de un público que se reencuentra con un viejo conocido. Familiares y amigos él es Ismael Serrano y anoche no llenó el Teatro Principal, pero sí se convirtió en un anfitrión insuperable.
Hacía tiempo que el cantautor madrileño no se dejaba caer en la ciudad y lo hacía anoche para compartir su último trabajo, Acuérdate de vivir, en un concierto con el que abre su nueva gira y unos días en Castilla y León que le llevarán a Laguna de Duero, Miranda de Ebro, Medina del Campo, León y Soria.
Pasan unos minutos de las ocho y media y el tictac del reloj se hace oír sobre el escenario. Pasa el tiempo y ya han transcurrido catorce años desde aquel Papá cuéntame otra vez pero el señor Serrano ha cambiado poco. Su saludo se mantiene intacto. Buenas noches, Burgos. Muchas gracias familiares y amigos... Tampoco se ha movido su discurso, comprometido con el amor, con la sociedad que lo rodea, con una realidad que es un espejismo y que no se termina ahí sino «donde lo hacen nuestros sueños».
A soñar invitó ayer Ismael Serrano a un público entregado, que se acomodó en el salón del cantautor madrileño. Él les ofreció todo lo que tenía. Sus canciones, las del último álbum, y las que ya forman parte de la banda sonora de varias generaciones. El baúl guarda ya muchos discos después de aquel recordado Atrapados en azul que lo sacó de los cafés oscuros de Madrid para entregarlo a otros escenarios, sin olvidar volver al bar que cierra más tarde aquí en Madrid

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres