Blogia
LASSONRISAS

IDENTIDADES ASESINAS. Amin Maalouf.

MI IDENTIDAD,MIS PERTENENCIAS.

Todos los seres humanos poseemos una identidad compuesta, basta con hacernos algunas preguntas para descubrirnos como seres complejos, únicos, irremplazables. es exactamente esto lo que caracteriza la identidad de cada cual: compleja, única, irremplazable, imposible de conjundirse con ninguna otra.

La identidad no se nos da, sino que se va construyendo y transformando a lo largo de toda nuestra existencia. el color, el sexo son elementos "absolutos" de la identidad.

CUANDO LA MODERNIDAD VIENE DEL MUNDO DEL OTRO.

Ninguna religión etá libre de intolerancia. En el mundo árabe mulsulmán, no había nunca nada que se parezca, ni de lejos, al fenómeno Nasser. Para todos era un ídolo, un divinidad. Pero Nasser, era un enemigo feroz de los islamistas. El radicalismo religioso no fue la opción elegida de manera espontánea y natural, inmediata, por los árabes o los mulsumanes. Antes de que se sintieran tentados por esa vá, fue necesario que todas las demás se cerrarán.Y que esa vía, la de la nostalgia retrógrada, correspondiera paradójicamente al espíritu de la época.

LA ÉPOCA DE LAS TRIBUS PLANETARIAS.

 Es verdad que todos aceptamos muchas cosas que nos ofrece el mundo que nos rodea, pero todo el mundo tiende a rebelarse cuando siente una amenaza sobre su identidad(lengua, religión, etc). así, la época actual transcurre bajo el doble signo de la armonización  la disonancia.

La mundialización nos arrastra, en un mismo movimiento, hacia dos realidades opuesta (positiva-negativa). 1.-universalidad 2.-uniformidad.

El postulado básico de la universalidad, es considerar que hay derechos que son iherentes a la dignidad del ser humano y que nadie debería negárselos a sus semejantes por motivos de religión, color, nacionalida, sexo o cualquier otra condición.

DOMESTICAR A LA PANTERA.

Está convencido el autor que la mundialización es una amenaza para la diversidad cultural, en especial, para la diversidad de lenguas, formas de vida,..

Hay dos caminos que le parecen especialmente peligrosos para la salvaguardia de la diversidad cultural y para el respeto de los principios fundamentales de la propia democracia: el sistema de cupos llevado hasta el absurdo ky el sistema opuesto, el de un sistema que no respete más que la ley de los números, sin cautela alguna, como por ejemplo: El libanés.

La ley de la mayoría no es siempre sinómino de democracia, libertad e igualdad, a veces es sinónimo de tiramía, sometimiento y discriminación.En la democracia, lo que es sagrado son los valore, no los mecanismos.

Amin Maalouf.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres